CONFLICTO MEJILLÓN GALICIA

La Conselleria del Mar traslada al sector del mejillón el borrador de la futura orden de extracción de semilla

Santiago de Compostela 23/03/2022 | La Xunta busca el consenso con los productores de mejillón

La Consellería del Mar de Galicia hace llegar al sector del mejillón el borrador de la orden para regular la extracción de semilla de la especie de los bancos naturales. Esta semilla es utilizada posteriormente por los bateeiros para engordar el bivalvo en cuerdas suspendidas en bateas.
 
Se trata de una actualización normativa que data del año 2000, y que se adapta a los avance tecnológicos registrados en los últimos años y las necesidades de ofrecer “las máximas garantías sobre la trazabilidad de los recursos marinos”.
 
La directora general de Pesca, Acuicultura e Innovación Tecnológica, Mercedes Rodriguez, y el subdirector general del Servicio de Guardacostas, Lino Sexto fueron los encargados en hacer llegar el documento a los productores de mejillón. Esta orden, según señala la Xunta, buscan garantizar la trazabilidad del recurso e incorporar las tecnologías para su gestión.
 
Ante el conflicto generado por la semilla de mejillón, la entrega de este documento busca fomentar el debate para introducir las sugerencias y propuestas que puedan derivarse de parte de las asociaciones de productores.
 
Como señalan desde la Xunta, el borrador establece medidas que buscan “certificar la calidad y origen del producto y poner en valor cuestiones como el cultivo ecológico”.
 
En cuanto al periodo de extracción, uno de los puntos conflictivos entre el sector y la Xunta, el borrador de la orden indica que será “todo el año natural y todos los días”, con un horario para el periodo invernal y otro para el estival.
 
En este sentido, la orden establece un máximo de recurso por batea de 3.500 kilos al año, una cantidad que “no puede destinarse a comercialización, si no que únicamente está adscrita a autorización de extracción”.
 
La declaración de captación de semilla y la comunicación de su inmersión en la batea se realiza de manera inmediata a través de herramientas informáticas, “lo que facilitará el seguimiento y control de la semilla de mejillón y que garantizará su trazabilidad.
 
De esta forma, señalan desde la Xunta, se busca “proteger tanto el recurso marino como el futuro del sector” e incide que las mejoras en el seguimiento de la actividad “contribuirá a conocer mejor el estado del recurso y optimizar su gestión”.
 
La Xunta recuerda que se trata de “un documento abierto” que pretende avanzar “en línea con lo que viene haciendo desde el primer momento.