NORMALIZACIÓN

UNE publica una norma para la identificación de algas, microalgas, cianobacterias y Labyrinthulomycetes

Madrid 6/05/2022 | El documento UNE 173477 es una “caja de herramientas” que dependiendo del uso y propósito describe qué métodos morfológicos y moleculares son aplicables

La Asociación Española de Normalización ha lanzado recientemente la norma UNE-EN 17477 española que especifica un método para la detección e identificación de microalgas, macroalgas, cianobacterias y Labyrinthulomycetes mediante el uso de métodos morfológicos y moleculares.

Se trata, como señalan, de una “caja de herramientas” que consta de varios métodos de identificación que se pueden elegir de acuerdo con la aplicabilidad y propósito que se busque, pudiendo ser métodos morfológicos basados en la observación y que hacen referencia a obras científicas sobre taxonomía; o métodos moleculares de secuenciación y de alineamiento de secuencias.

Los métodos morfológicos o moleculares, como señala al respecto la norma, son aplicables tanto a la biomasa cosechada húmeda como a la biomasa cosechada secada que se hayan cultivado o recolectado para su posterior procesamiento o uso. Mientras el método morfológico excluye la biomasa molida el molecular sí permite la identificación.

No obstante, como señala, el documento, no se ocupa de la pureza genética de la biomasa ni de la cuantificación de los taxones identificados. Tampoco es adecuado para el análisis de biomasa altamente procesada con ADN muy degradado donde la longitud de sus fragmentos no es suficiente para la amplificación de las cadenas objetivo y en la que, además, no se pueden identificar los caracteres morfológicos.

El documento ha sido elaborado por el Comité Técnico de Normalización (CTN 319) “Algas y productos derivados de algas”, cuya secretaría desempeña UNE, y está traducido de la versión alemana DIN EN 17477:2021-10 que reemplaza a su vez a DIN EN 17477:2020-02.

El documento está organizado en 11 capítulos en los que se describen, entre otros, los términos y definiciones, las abreviaturas, los reactivos, los aparatos, los métodos, el procedimiento a seguir, y un informe del ensayo. Además, incluye dos anexos: uno con ejemplos de cebadores de utilidad; y otro con literatura científica que puede ser usada para la identificación específica.

Cabe señalar que la Asociación Española de Normalización es el único Organismo de Normalización en España designado por el Ministerio de Economía, Industria y Competitividad ante la Comisión Europea y es el representante español en los organismos internacionales ISO/IEC; en los europeos CEN/CENELEC siendo, asimismo, el organismo nacional de normalización de ETSI.