INNOVACIóN

Una innovadora propuesta prueba la tecnología de biofloc para el cultivo en recirculación de Artemia

China 23/05/2022 | La Artemia es un alimento vivo esencial en la larvicultura de peces marinos

Los sistemas de Tecnoloogía de Biofloc están ganando popularidad entre los productores de langostinos y peces gracias a las posibilidades que ofrecen para aprovechar los residuos generados en forma de materia orgánica e inorgánica y convertirla en proteína microbiana de alta calidad nutricional.

Una propuesta innovadora de investigadores de la Universidad de Ciencia y Tecnología de Tianjin, en China, plantean el cultivo de Artemia en sistemas de recirculación (RAS, por sus siglas en inglés) conectados a una unidad de desarrollo de biofloc lo que abre un nuevo campo para cultivar este alimento vivo esencial en larvicultura de peces marinos cuando se puedan optimizar y escalar a mayores volúmenes.

De esta manera, no solo se consigue mejorar la optimización de efluentes, también se pueden desarrollar sistemas más bioseguros de alimento vivo, reduciendo la dependencia de Artemia silvestre.

Aunque se trata de un estudio a escala laboratorio, los investigadores obtuvieron datos que permiten calcular la glucosa que debe ser añadida al cultivo por lotes para “mejorar significativamente” el crecimiento de Artemia y la reducción de metabolitos indeseables como el amoniaco nitratos y nitritos en la columna de agua. Además, se observó un aumento en la proporción de bacterias con potencial probiótico y la supresión de bacterias patógenas.

La Artemia es un alimento vivo esencial en larvicultura de peces marinos y langostinos dada su disponibilidad y contenido de proteínas y lípidos, y su función de vector nutricional de Omega-3 al alimentarse de microalgas, pequeños protozoos y desechos orgánicos.

El cultivo de Artemia bajo condiciones controladas se considera ecológicamente un enfoque innovador para el tratamiento de efluentes de acuicultura. Estudios previos han demostrado que el cultivo de Artemias en sistemas de bioflocs mejoró los niveles de supervivencia y crecimiento de este crustáceo, además de reducir el contenido de nitrógeno en la columna de cultivo por lotes en interiores.

Los bioflocs se pueden aplicar en la acuicultura como aditivo nutricional o directamente consumidos por las especies de cultivo. Los microorganismos en bioflocs proporcionan una variedad de extra nutrientes y energía para las especies acuáticas, como proteínas, aminoácidos, lípidos y ácidos grasos.