COOPERACIÓN

Cetmar concluye tres años de trabajos en el proyecto Acuipesca Perú, para potenciar la maricultura en la Bahía de Sechura

Vigo 26/04/2022 | El Cetmar ha venido asesorando principalmente en cómo aumentar la producción de concha de abanico y nuevos productos de valor añadido a base de macroalgas

El Centro Tecnológico el Mar (Fundación Cetmar), dependiente de la Xunta de Galicia,está a punto de completar tres años de trabajos del proyecto Acuipesca Perú en el que han venido asesorando en este país en cómo aumentar la producción de concha de abanico (vieira) y nuevos productos con valor añadido, fortalecer las relaciones entre las administraciones públicas y los agentes del sector pesquero y acuícola y favorecer la diversificación y nuevos emprendimientos en este ámbito.

Esta iniciativa ha centrado sus trabajos en la Bahía de Sechura, al norte del país, y está financiada por la Vicepresidencia Primera de la Xunta de Galicia, a través de la Dirección General de Relaciones Exteriores y con la Unión Europea y Cooperación Gallega.

La acción fue desarrollada por un consorcio en el que además del Cetmar estuvieron presentes Anfaco-Cecopesca, Ayuda en Acción Galicia y el Ministerio de la Producción y Ayuda en Acción Perú como socios locales. Su labor ha permitido, según señalan, llegar el alrededor de 2 400 beneficiarios relacionados con la pesca y la acuicultura en esta zona del departamento de Piura, en Perú.

A pesar de las dificultades derivadas de la pandemia por la covid-19, que dificultaron el desarrollo normal de las actividades previstas, señalan, el proyecto Acuipesca Perú “cumplió su objetivo de incrementar la competitividad del sector de la pesca artesanal y acuicultura en la Bahía de Sechura mediante el fortalecimiento institucional y organizativo, la adopción de tecnologías y la sostenibilidad ambiental”.

El proyecto contribuyó al fortalecimiento institucional a través de diferentes acciones formativas dirigidas a funcionarios del Ministerio de la Producción de Perú. Paralelamente se procuraron espacios de comunicación interinstitucionales y intersectoriales con la puesta en marcha de mesas de trabajo y diálogo que culminaron con la elaboración conjunta de un Plan Operativo de la Pesca y de la Acuicultura de la bahía de Sechura a tres años.

Las acciones de Acuipesca Perú posibilitaron además la mejora de las condiciones laborales de muchos de los profesionales vinculados a la actividad pesquera y acuícola mediante lo impulso de cinco normas de competencia laborales de los trabajadores del sector, como los buzos o las cuadrillas de descarga, entre otros. También se fortaleció la seguridad laboral en el Desembarcadero de Pesca Artesanal (DPA) de Puerto Rico, donde se entregaron equipos de protección individual y materiales frente a la covid-19 y se mejoró la gestión operativa en otros DPA, como los de Parachique y Las Delicias.

El trabajo desarrollado permitió además diversificar el sector acuícola cara el cultivo de macroalgas. En este ámbito se llevaron a cabo dos unidades demostrativas y se puso en marcha una unidad de mantenimiento en tierra aportando alternativas de cultivo y reduciendo la dependencia de una única especie, como es la concha de abanico.

Con la finalidad de fortalecer esta labor, Acuipesca posibilitó la edición de dos guías, una sobre Diversificación acuícola cara el cultivo de macroalgas y un Manual de cultivo de Yuyo para la bahía de Sechura, herramientas ambas que ayudarán a los maricultores en el cultivo de macroalgas en sus áreas de concesión.

Por último, el proyecto contribuyó a la capacitación en emprendimiento y liderazgo de alrededor de 700 pescadores y acuicultores de las organizaciones pesqueras artesanales (Ospas) y propició tres emprendimientos liderazgos por mujeres, dándole así visibilidad a su presencia en el sector y a mejorar sus condiciones económicas y de vida.

El proyecto Acuipesca Perú se desarrolló entre enero de 2019 y febrero de 2022 y se cerró en los últimos días con una jornada de presentación de resultados con la participación del viceministro de Pesca y Acuicultura de Produce, Mario Jesús Cavero Polo, y de la directora-gerente, Paloma Rueda Crespo.