ESTUDIO

El error de los expertos en Dermatología al recomendar el consumo de pescado silvestre y no de acuicultura contra el acné

Alemania 18/05/2022 | Un estudio detecta bajos niveles de omega-3 en sangre y prevalencia de acné vulgaris

Investigadores alemanes han presentado en el Simposio de primavera de la Academia Europea de Dermatología y Venereología (EADV, por sus siglas en inglés) los resultados de un estudio que viene a dar esperanzas a 23 millones de europeos que padecen acné vulgar.

Los investigadores han sido capaces de conectar bajos niveles de omega-3 en sangre con el acné vulgar. Hasta ahí todo bien, sin embargo, la sorprendente recomendación es lo que llama la atención. Junto con las legumbres, algas, nueces o semillas, los especialistas piden consumir "pescados no cultivados como el salmón salvaje" y las sardinas.

Lo que también podría haber sido una buena noticia para los productos de acuicultura que aportan altas cantidades de estos ácidos grasos poliinsaturados se convierte en una evidencia del importante trabajo de información que aún queda por hacer para que ésta ocupe el lugar que le corresponde como proveedor de alimentos azules saludables.

El equipo responsable de la investigación, con sede en el Departamento de Dermatología y Alergias de Múnich, estudió a 100 pacientes diagnosticados con acné y, midiendo los parámetros nutricionales en su sangre, descubrió que el 94 % de los pacientes tenían niveles por debajo de los recomendados (8-11 % ) de ácidos grasos omega-3.

La Dra. Anne Gϋrtler, autora principal del artículo “Deficit of omega-3 fatty acids in acne patients” y directora del equipo del Departamento de Dermatología y Alergia de la Universidad Ludwig-Maximilian. Munich, Alemania, explica que los Omega-3 tienen efectos antiinflamatorios al estimular la producción de prostaglandinas antiinflamatorias E1 y E3, leucotrieno B5 y reducen los niveles del factor de crecimiento similar a la insulina (IGF) – 1, la hormona central que induce el acné.

Una dieta saludable basada en alimentos ricos en Omega-3, con el pescado como principal fuente, fortalece la idea de que es esencial para la remisión a largo plazo de esta enfermedad inflamatoria de la piel.

Los médicos son importantes prescriptores de hábitos nutricionales saludables y de prevención de muchas enfermedades, incluidos los transtornos dermatológicos como el acné vulgar. Por eso resulta chocante que entre sus recomendaciones hagan una clara diferencia entre el salmón silvestre y el acuícola. Un mito que ya tratamos de desmontar recientemente con un estudio sobre las doradas y lubinas de acuicultura contienen niveles más altos de Omega-3 que las silvestres.

En el estudio no se hace específicamente la recomendación de no consumir pescados de acuicultura, sin embargo, en el comunicado de la Academia Europea de Dermatología y Venereología sí. A pesar de ello, la mayoría de los estudios nutricionales de pescados de acuicultura vs silvestres muestran que los primeros tienne mayores niveles de Omega-3.

Ver comunicado (en inglés) de la Academia Europea de Dermatología y Venereología