CONFLICTO MEJILLA

La investidura de Alfonso Rueda como presidente de la Xunta de Galicia se puede ver empañada por protestas de bateeiros

Santiago de Compostela 13/05/2022 | La Federación Gallega de Cofradías se posiciona del lado de la administración y critica la “inaceptable e indecente” postura de algunas asociaciones de bateeiros

OPMEGA, manifestación por mejilla

El acto de investidura del que ya es sexto presidente de la Xunta de Galicia en democracia, Alfonso Rueda puede verse empañado por un acto está previsto para este sábado 14 de mayo por algunas asociaciones de productores de mejillón, lideradas por Opmega, como forma medida de presión a la Conselleria del Mar para que haga público el polémico borrador del reglamento sobre la extracción de mejilla.

Está previsto que en la manifestación se pida la dimisión de la Conselleira del Mar, Rosa Quintana y de la directora general de Desarrollo Pesquero, Susana Rodríguez, a las que se les considera responsables por su gestión de que haya algunos bateeiros se han quedado sin el 70% de las zonas habituales para la recogida de semilla de mejillón.

La polémica comenzó con el establecimiento de zonas de reservas para la extracción de mejilla para favorecer la explotación exclusiva del percebe y otros recursos marisqueros para el trienio 2021 – 2024.

La medida de la Conselleria del Mar, pese a no satisfacer al sector bateeiro, estuvo respaldada por una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Galicia.

Con el anuncio de la convocatoria los mejilloneros quieren dejar “muy claro” que la concentración busca exponer los “graves problemas que causó la actuación negligente de la Consellería del Mar” y que, “en ningún caso”, está dirigida contra el nuevo presidente de la Xunta, al que le piden que se rodee de un equipo que esté “a la altura de las circunstancias”.

El sector no está alineado. Al histórico enfrentamiento que siempre ha caracterizado la relación entre bateeiros y percebeiros hay que sumar la posición adoptada por la Federación Gallega y Provinciales de Cofradías de Pescadores que ha emitido un comunicado en “repulsa de la manifestación”.

La Federación, se considera modelo único ejemplar y de interlocución válida con la administración y, por eso, ve “inaceptable e indecente” la postura de algunas asociaciones de bateeiros y defiende como “indispensable” establecer espacios de reserva para proteger las poblaciones más ricas de percebe en Galicia. “No se trata de causarle perjuicios al sector acuícola, sino que el objetivo de la norma es garantizar la sostenibilidad y la explotación del recurso, de la que subsisten más de mil familias en nuestra Comunidad Autónoma”.

También arremeten con lo que consideran “falta de control” que tiene el sector bateeiro en la actividad extractiva de mejilla, tanto en cantidades, días y zonas; así como también “la inmensa zona de ocupación del espacio marítimo que tienen las bateas en las rías gallegas, las que antes eran muy productivas y en las que habitualmente faenaban las embarcaciones de la flota pesquera artesanal”.