INVESTIGACIÓN

Un estudio de investigadores portugueses y españoles avanza con una técnica para extraer lípidos de alto valor de las cabezas de la dorada y la lubina

Valencia 22/09/2022 | El estudio es un primer paso hacia la valorización de este co-producto bajo un enfoque de economía circular

Cabeza de dorada en hielo

Investigadores españoles y portugueses han aplicado una novedosa tecnología que permite recuperar rápidamente aceites ricos en Omega-3 de la cabeza de descarte de la dorada y la lubina de acuicultura con alta calidad nutricional y biotecnológica.

En concreto, el estudio tuvo por objetivo aplicar una tecnología de recuperación de lípidos por extracción asistida por microondas. Esta tecnología ya ha sido utilizada en salmón Atlántico, por lo que otro de los objetivos del estudio ha sido adaptarla a las dos especies: dorada y lubina.

Las doradas y lubinas de acuicultura fueron adquiridas en el mercado de Valencia. Las lubinas fueron criadas en España, mientras que las doradas tenían como origen Grecia.

En los laboratorios de la Universidad de Valencia donde se sometieron a un proceso de congelación, liofilización, molienda y almacenamiento a – 25 grados centígrados. Las cabezas liofilizadas fueron transportadas al Centro de Investigación de Montaña en Braganza, Portugal, donde se extrajo y caracterizó el aceite de las cabezas a través de la metodología de microondas.

Los investigadores evaluaron la composición de ácidos grasos de los aceites obtenidos como indicador de su calidad nutricional, verificada también por diferentes índices de calidad lipídica. También estudiaron las actividades antibacteriana, antifúngica, antioxidante, antiinflamatoria y citotóxica de los aceites de la cabeza del pescado para proporcionar información valiosa para la futura valorización de estas.

Las propiedades de estos aceites fueron comparadas con otro método de extracción, el Soxhlet tradicional.

Como explican, gracias a esta tecnología se recuperó más del 50% de los lípidos totales de las cabezas de estas especies en menos de 11 minutos.

Respecto a la calidad nutricional de estos lípidos, señalan los autores del trabajo cuyos resultados han sido publicados en Food and Bioproducts Processing contienen altos niveles de Omega-3 DHA, que tienen alto interés por su alto efecto cardiovascular, antiinflamatoria y antibacteriana.

En este sentido, como explican, además, “los aceites de la cabeza del pescado exhibieron un gran potencial citotóxico contra las células del cáncer de mama”.

A la vista de los resultados, los investigadores consideran que se trata de un primer paso hacia la valorización de las cabezas de dorada y lubina bajo un enfoque de economía circular.