CIENCIA

El secreto de la fuente de la juventud podría estar en las algas pardas

EE.UU. 26/05/2022 | Los extractos de tres algas pardas provocaron un aumento significativo de la desacetilación de H3K9, relacionado con la longevidad

En su búsqueda en el laboratorio para descifrar cómo como retrasar el envejecimiento y, además, con buena salud, los investigadores se toparon hace unos años con el gen SIRT6, cuya función es la de quitar un grupo acetilo de unas proteínas llamadas histonas, que protegen el ADN de sufrir daños. Gracias a la acción reparadora del ADN de SIRT6, se le conoce como gen de la longevidad.

En ensayos con ratones, los investigadores descubrieron que si se aumenta la actividad del gen SIRT6 “se vive más tiempo”. Ahora el esfuerzo de los investigadores está centrado en buscar cómo activar este gen a través de extractos de algas pardas, ya que son altamente interesantes por sus muchos compuestos bioactivos, incluidos polifenoles, polisacáridos, fucosterol y fucoxantina. 

En un estudio con cinco extractos de las algas Fucus dichitus, Fucus vesiculosus, Cytoseira tamariscofolia, Cytoseira nodacaulis, Alaria suculenta, descubrieron que tres de ellos fueron capaces de activar SIRT6, para la desacetilación de H3K9, una modificación epigenética de la proteína de empaquetamiento de ADN histona H3. El efecto más pronunciado se dio con F. dichitus.

SIRT6 es un gen bastante interesante, señala al respecto Vera Gorbunova bióloga y co-directora del Centro de Investigación sobre el Envejecimiento de Rochester, quien lleva más de 20 años estudiando el secreto de la longevidad. Como señala, descubrimos que, en organismos de laboratorio, si se aumenta su nivel de SIRT6, viven más tiempo y vimos que hay una variante, asociada a las personas centenarias, que aumenta la actividad de este gen. Estamos investigando con ratones y hemos visto que algún tipo de alga parda puede incrementar su actividad.

Las algas pardas han sido utilizadas durante mucho tiempo por las sociedades costeras por sus aplicaciones nutritivas, funcionales y tecnológicas. En las últimas décadas, los avances en química analítica y bioquímica han permitido identificar una cantidad aún mayor de compuestos asociados con estas algas, que van desde proteínas biodisponibles y oligoelementos, hasta ácidos grasos omega-3, fibras dietéticas, compuestos fenólicos antioxidantes y polisacáridos con una amplia gama de actividades biológicas beneficiosas.

A pesar de las características prometedoras, estas algas siguen siendo relativamente infrautilizadas en la dieta humana, tanto como alimento como como suplementos dietéticos concentrados.

Dentro de sus muchas actividades biológicas, se incluyen la actividad antiinflamatoria, la hepatoprotectora, la antitumoral, la antihipertensiva y la antidiabética, aunque en la mayoría de los casos no se conocen sus mecanismos de acción.