EMPRESAS

La granja en RAS de langostinos más grande de Francia utilizará energía térmica generada de residuos urbanos

Nantes 22/04/2022 | La empresa espera comenzar este año la construcción de su granja comercial de langostinos tropicales de 10 toneladas anuales

Charlotte Schoelinck, Caroline Madoc y Gabriel Boneu | Lisaqua

La empresa Lisaqua que utiliza tecnología de recirculación en acuicultura (RAS, por sus siglas en inglés) proyecta construir en Nantes la mayor granja de langostinos tropicales de Francia. Fundada en 2018 por Charlotte Schoelinck, Caroline Madoc y Gabriel Boneu, Lisaqua usa tecnología patentada de co-cultivo inspirada en la “permaacuicultura”, que combina langostinos, microorganismos e invertebrados marinos en sistemas RAS.

De esta manera, como señalan los promotores del proyecto, los langostinos son producidos bajo un estricto control aséptico que no requiere de antibióticos, preserva los manglares y ahorra un 99% de agua en comparación con el convencional. Estos langostinos como señalan desde la empresa son cero antibióticos, cero kilómetros y cero vertidos contaminantes.

Los efluentes generados son tratados y utilizados para la cría de invertebrados marinos que se usan en la fabricación de piensos.

Los primeros langostinos de Lisaqua salieron al mercado en 2019 de su granja experimental. Ahora, en 2022 la empresa ya piensa en la construcción este año de la granja a escala comercial en una instalación de 2000 metros cuadrados con capacidad para 10 toneladas anuales de langostinos.

A medio plazo aspira a crear una red de instalaciones cerca de las principales ciudades europeas con el fin de ofrecer al mayor número de personas una “posible alternativa” al langostino congelado de países tropicales.

Hace un año, en abril, la autoridad local de tratamiento y valorización de residuos urbanos en la región del Gran Paris (Seine-et-Marne) y Veolia, una empresa de transformación ecológica de energía han seleccionado el proyecto de Lisaqua para darle suministro con calor residual y mantener a temperatura adecuada a los langostinos.

De esta manera, como señalan desde Lisaqua, no se hará uso de combustibles fósiles y se reducirá el impacto ambiental. Esta instalación de intercambio de calor está prevista para 2024.

Por el momento, la autoridad SMITOM, Veolia y Lisaqua van a estudiar la viabilidad del mayor proyecto de granja de langostinos en RAS usando energía térmica recuperada de una planta de tratamiento de residuos urbanos.

En Francia, como señalan, se importan 80 000 toneladas al año y a Europa son 290 000 toneladas.

Lisaqua obtuvo recientemente 4,9 millones de euros de fondos para la puesta en marcha de la granja a gran escala. Cuenta con el apoyo financiero del Banco Público de Inversión Francés (BPI France), el FEMPA e inversores privados como el fondo regional Litto Invest Fund y la cooperativa agrícola Le Gouessant.