EMPRESAS

La planta de Stolt Sea Farm en Camariñas podrá seguir operando con normalidad hasta 2031, y más allá

La Coruña 8/11/2023 | Inicialmente se concede una prórroga de 10 años extensible en nuevos plazos hasta 2071

Gonzalo Trenor visita granja Stolt Sea Farm en Camariñas

La empresa Stolt Sea Farm en Camariñas ha resuelto satisfactoriamente la incertidumbre legal que se presentaba sobre su planta de producción de rodaballo y lenguado al obtener una prórroga de 10 años para continuar sus operaciones. El nuevo plazo de cadencia se amplía hasta el 18 de febrero de 2031, con la posibilidad de extenderla en sucesivas prórrogas hasta el 18 de febrero de 2071.

Así lo ha confirmado el delegado de la Xunta, Gonzalo Trenor, durante una visita a la planta de Stolt Sea Farm quien destacó la importancia de esta noticia para la comunidad local por la importante contribución de la empresa a la economía de la comarca.

La granja, ocupa un área de 705 metros cuadrados en el dominio público marítimo-terrestre y 87.000 metros cuadrados en dominio privado. Anualmente produce 1.200 toneladas de rodaballo y lenguado y emplea una media de 32 trabajadores de Camariñas y Carnota, con más del 90% de estos contratos en régimen indefinido.

Stolt Sea Farm es un referente en Europa en la producción de rodaballos y lenguados y refuerza la imagen de Galicia en los mercados donde opera.

Desde la Xunta han reafirmado su compromiso con el sector, “proporcionando apoyo a proyectos que confíen en Galicia y en su potencial, lo que resulta en un aumento de la economía, la competitividad y la creación de empleo”.

Trenor recordó que desde 2017 esta empresa ha recibido más de 380.000 euros en apoyo del Gobierno gallego para mejorar sus instalaciones y aumentar su competitividad.

El delegado territorial de la Xunta criticó la actitud del Gobierno central al recurrir la Ley del Litoral autonómica, destinada a proteger la actividad social y económica de la costa mientras se respeta la legalidad y el medio ambiente.

Trenor enfatizó la importancia de proporcionar estabilidad y apoyo a las empresas que desean invertir en Galicia y criticó la creación de obstáculos por parte del Gobierno central en lugar de facilitar el crecimiento de los sectores productivos.