MUNDIAL

Más pescados y mariscos disponibles para la población mundial gracias a la acuicultura

Roma 14/06/2022 | Un total de 92,2 millones de toneladas de pescados y mariscos serán producidos en 2022 con técnicas de acuicultura

La acuicultura marca distancias con la pesca y se espera que alcance este año los 92,2 millones de toneladas en nivel global, un 2,9% respecto a 2021. El total del valor de las exportaciones será de 178.000 millones de dólares, un 2,8% más.

La pesca se mantiene en 92,4 millones de toneladas, un 0,2% más que en 2021. Del total de 184,6 millones de toneladas, 164,2 millones se destinan al consumo humano directo y 16,3 millones a la elaboración de piensos, lo que pone de manifiesto que cada vez se producen más millones de toneladas de alimentos azules acuícolas sin presionar la disponibilidad de ingredientes marinos de origen extractivo.

Estas cifras son una muestra de cómo se está recuperando la economía y la cadena de valor a pesar de los continuos desafíos en los costes a los que se enfrentan los granjeros y que están provocando un aumento de los precios del pescado.

Así se extrae del informe bianual de la FAO “Perspectivas de Mercado”. Por especies, el salmón Atlántico es más resiliente con mercados diversificados, canales de ventas y gamas de productos, lo que demuestra el buen desempeño demostrado durante toda la pandemia.

Análisis del crecimiento por especies principales

En el Mediterráneo se espera que la producción tanto de lubina como de dorada aumente alrededor de un 4% en 2022. Los precios de importación de la UE están aumentando considerablemente, en particular para la lubina, debido a una combinación del fortalecimiento de la demanda y el aumento de los costes de los insumos, acelerados por la guerra en Ucrania.

Como señala el informe, si bien la inflación es alta en Europa, es rampante en el principal productor Turquía, lo que crea problemas para los productores.

La reapertura de Europa tras la pandemia seguirá fortaleciendo el mercado de la lubina y la dorada, pero es probable que la inflación tenga un impacto negativo. La pandemia hizo que se canalizaran más lubinas y doradas a través de los mercados minoristas a medida que se evaporaban las ventas de restaurantes en Europa, pero el sector de servicios de alimentos ha regresado y está aumentando para la temporada de verano, cuando se espera que aumente la demanda de lubinas y doradas.

Los precios del salmón están en escalada, con máximos que no se observaban desde hace 40 años por la fuerte demanda de los mercados, recibiendo un impulso adicional a medida que las economías se reabren y los costes aumentan abruptamente.

A pesar de la subida de los costes, los márgenes siguen siendo muy atractivo, lo que hace que el crecimiento de la oferta mundial este año se sitúe entre el 1 a 2% para la producción noruega y 4 a 6% para la chilena.

Es poco probable, señala el informe, que los precios vuelvan a los niveles observados en últimos años, dadas las boyantes condiciones actuales del mercado. Al mismo tiempo, sin embargo, la guerra de Ucrania sigue siendo una importante fuente de incertidumbre, que podría contribuir a mayores aumentos de costos y la reorganización de las rutas comerciales y relaciones comerciales.

Respecto al pangasius las restricciones de COVID-19 provocaron graves interrupciones para los productores y procesadores, mientras que la guerra en Ucrania aumentó considerablemente los costes de producción, especialmente en los piensos.

Viet Nam enfrentará aranceles reducidos tanto en la Unión Europea (UE) como en los Estados Unidos este año, donde la demanda de pangasius es alta tanto en los mercados minoristas como en los de restaurantes. Los precios del panga están en máximos históricos, pero los agricultores todavía dudan en aumentar su producción.

La inflación es un problema para los productores, procesadores y minoristas, mientras que las altas tarifas de flete, los desafíos logísticos y una moneda más fuerte han causado dificultades a los exportadores de pangasius. En China, los controles fronterizos fitosanitarios intensificados son un desafío adicional.

La tilapia ha capeado la pandemia particularmente bien, beneficiándose de su posición como una opción de pescado más barata y vendida al por menor. A pesar de la mejora de la oferta, el rápido fortalecimiento de la demanda ha disparado los precios.

Se prevé que la producción mundial de tilapia aumente un 3 % en 2022, una mejora con respecto a 2021; esto refleja la recuperación pos pandemia y la reanudación de las operaciones comerciales normales en la mayoría de las regiones productoras.

Sin embargo, se espera que la fuerte demanda combinada con los altos costes de flete y los altos costos de los insumos mantengan los precios al alza a pesar del aumento de la oferta. Es probable que el crecimiento de la producción brasileña continúe superando significativamente a los productores competidores, tanto en términos de oferta como de participación en las exportaciones, mientras que China verá cómo su participación continúa disminuyendo.