EMPRESAS

Nueva Pescanova anuncia un ERE para empleados de los servicios centrales de Chapela y Madrid

Vigo 9/09/2023 | La compañía gallega espera alcanzar la rentabilidad el próximo año fiscal.

Nueva Pescanova naves industriales

La emblemática empresa gallega pesquera y acuícola, Nueva Pescanova, ha anunciado su decisión de implementar un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) en los servicios centrales ubicados en Chapela y Madrid. Esta medida, respaldada por razones "económicas y organizativas", afectará a menos de cien trabajadores.

La firma, propiedad de Abanca, emitió un comunicado indicando su objetivo de adaptarse a un "entorno global desafiante", asegurando la sostenibilidad de la empresa a largo plazo. Antes de esta decisión, la compañía afirmó haber considerado "todas las alternativas posibles", tomando medidas para minimizar el impacto en su personal.

Esta noticia llega tras un año fiscal 2022 complicado para Nueva Pescanova. La inflación ha sido un desafío significativo, reflejado en la reducción de la plantilla de 11.856 empleados en 2021 a 11.532 en 2022. Más preocupante aún es la comparación entre marzo de 2022 y marzo de 2023, con una drástica reducción de 1.078 empleados.

En particular, la presencia de la compañía en Guatemala ha experimentado un impacto significativo, pasando de 1.400 a 825 empleados. A pesar de este ajuste, España ha aumentado su presencia en la compañía, superando a Guatemala en número de trabajadores.

Los gastos de personal de la compañía también disminuyeron en 2022, situándose en 201,1 millones de euros, en contraste con otros gastos operativos que aumentaron. Las tensiones geopolíticas, como la guerra en Ucrania y las consecuencias inflacionarias, se han citado como factores que afectaron negativamente a las finanzas de la empresa, generando un resultado negativo de 53 millones de euros en el último año fiscal.

Sin embargo, hay un atisbo de esperanza. A pesar de los desafíos recientes, la pesquera gallega se mantiene optimista sobre su futuro, buscando implementar una estrategia de "agresividad promocional" para ganar una mayor cuota de mercado en el próximo año.

Nueva Pescanova ha aumentado su deuda neta ligeramente, pero prevé volver a la rentabilidad. Con medidas de mejora en costos, operaciones y finanzas, Nueva Pescanova proyecta retornar a un EBITDA positivo en el próximo año fiscal, aspirando a alcanzar los 80 millones de euros.