TECNOLOGÍA

Peces ciborg para aprender y conocer aspectos de la salud y bienestar

EEUU 4/04/2022 | El pequeño tamaño de estos dispositivos los hace idóneo para su implante en los peces

Para la Real Academia Española ciborg es un ser formado por materia viva y dispositivos electrónicos. Este término fue acuñado por Manfred E. Clynes y Nathan S. Kine en 1960 y desde entonces ha ido evolucionando de manera significativa.

Ahora, 60 años después los peces ciborg forman parte del concepto Lab-on-a-Fish y sirven para medir la actividad física en tiempo real y permite a los investigadores y productores acuícolas comprender el impacto de los cambios en el entorno, futuras estrategias de gestión y conservación.

De momento, los biosensores no forman parte habitual del trabajo en granjas, y su uso se restringe a laboratorios.

Investigadores del Laboratorio Nacional del Noroeste del Pacífico han creado un biosensor de pequeño tamaño como la capucha de un bolígrafo y peso, 2,4 gramos, capaz de medir la ubicación, latidos cardiacos, movimiento de la cola y calorías consumidas, así como temperatura, presión y campo magnético del entorno.

Aunque la etiqueta biotelemétrica implantable, inalámbrica, miniaturizada está pensada para la gestión del paso de los peces en centrales hidroeléctricas, su pequeño tamaño y funcionalidades ha sido implantado en el laboratorio en trucha arcoíris, esturión blanco y lucioperca, y sus aplicaciones se podrían extender a otras especies comerciales de interés acuícola.

Una vez que se recuperan los datos, una serie de algoritmos de aprendizaje automático aproxima el manejo de los peces hacia la acuicultura 4.0. El dispositivo, además, incorpora un propio algoritmo que ayuda a entender los datos.

El dispositivo pesa 2,4 gramos y el tamaño de una capucha de bolígrafo, un peso extremadamente pequeño para la cantidad de sensores que contiene y la batería de larga duración es capaz de almacenar datos durante 8 meses.

Este no es el único biosensor desarrollado para peces. Investigadores del Instituto de Acuicultura Torre de la Sal (IATS-CSIC) y el Centro Nacional de Microelectrónica (CNM-CSIC) vienen trabajando desde hace unos años en un dispositivo que monitoriza de forma remota la frecuencia respiratoria y actividad de los peces de cultivo.

El dispositivo que recibe el nombre de FishBit lleva incorporado un acelerómetro y un sensor de CO2.