NUTRICIÓN

Suplementos de pescado de subproductos como solución al déficit de selenio y vitamina B12

Noruega 6/05/2022 | La desnutrición, malnutrición y las dietas basadas en baja ingesta de proteína animal llevan a déficit en micronutrientes esenciales para una vida saludable

Los suplementos de proteína de pescado añadidos en la dieta permiten mejorar los niveles de vitamina B12 y selenio en la población y representan para las empresas de transformados una vía para dar valor añadido a los coproductos generados durante procesos de fileteado.

La baja ingesta de alimentos de origen animal lleva acarreado déficit en micronutrientes esenciales para mantener el cuerpo sano, como el selenio que es importante para la reproducción, la función de la glándula tiroidea, la producción de ADN, entre otras. O la vitamina B12 que es esencial para el funcionamiento normal del cerebro, el sistema nervioso, y para la formación de la sangre y varias proteínas.

Se estima que el 40% en niños y mujeres en edad fértil y adultos mayores en países de ingresos bajos y medianos tienen déficit de vitamina B12. En Europa estos datos se centran principalmente en personas ancianas y varía entre el 5,9% de un estudio en Noruega y 24% en Países Bajos.

Otro micronutriente importante, el selenio está menos estudiado, aunque se sabe que también en deficitario en las dietas europeas. Se estima que el 40% de las mujeres embarazadas en Noruega tienen una ingesta inadecuada de este nutriente.

Por primera vez, un grupo de investigadores ha realizado un ensayo clínico para evaluar la viabilidad de mejorar las concentraciones subóptimas de micronutrientes como la vitamina B12 o el selenio en noruegos adultos con suplementos de proteína de salmón Atlántico de acuicultura elaborada a partir de subproductos.

La prueba se llevó a cabo durante 8 semanas entre un grupo de 177 personas, de los cuales unos recibieron el suplemento de pescado y otros un placebo. 74 participantes se incluyeron en el análisis de vitamina D, omega-3, vitamina B-12, selenio, folato, zinc, homocisteína y mercurio.

El suplemento se incorporó en la dieta a través de encapsulados. Los resultados que han sido publicados en European Journal of Nutrition muestran que durante el período analizado, las concentraciones en sangre de vitamina B12 aumentó de 304 a 359 (1,42) pmol/L en el grupo de proteína de pescado y el selenio sérico aumentó de 1,18 a 1,30 μmol/L.

La prevalencia del estado bajo de vitamina B12 disminuyó de 15,4 a 2,6 % en el grupo de proteína de pescado, mientras que aumentó de 5,9 a 17,6 % en el grupo de placebo. Mientras que no hubo diferencia entre los grupos en los niveles séricos de los otros micronutrientes medidos.

Desde una perspectiva de sostenibilidad, estos subproductos tienen un alto contenido en micronutrientes y podrían ser un valioso suplemento dietético en poblaciones con ingesta subóptima.

Para asegurar una ingesta suficiente de estos micronutrientes en la población, una posibilidad es usar suplementos alimenticios o, por ejemplo, incorporarlos en el pan o las pastas. Un estudio sensorial de aceptación de pan horneado con harina de pescado mostró altos niveles de aceptación. Además, nutricionalmente el pan horneado con harina de pescado tenía mayor contenido de proteínas, ácidos grasos esenciales y minerales, y menor contenido en carbohidratos.