AGENDA

Turismo y acuicultura, una alianza para la sostenibilidad en la Bahía de Cádiz

Cádiz 13/05/2022 | Una jornada celebrada en el marco del proyecto Acces2Sea detecta los desafíos y oportunidades del turismo acuícola en la Bahía de Cádiz

Instalaciones de ocio y gastronomía en la Bahía de Cádiz | Marambay

El Parque Natural de la Bahía de Cádiz forma parte de un rico legado histórico, cultural y de biodiversidad de la provincia que puede verse potenciado por el auge del segmento turístico más sostenible y la marca de estero tradicional para los pescados de acuicultura.

Con la presentación de estas fortalezas, la pasada semana se llevó a cabo en Marambay - un espacio idílico en la Bahía de Cádiz - la jornada: “Turismo y acuicultura: una alianza para la sostenibilidad”. El encuentro que estuvo organizado por CEEI Bahía de Cádiz y el Centro Tecnológico de Acuicultura de Andalucía (CTAQUA) en el marco del proyecto Access2Sea, buscó generar sinergias entre estos sectores que pueden contribuir de manera importante con “el desarrollo económico del sector acuícola en nuestra provincia”.

El evento contó con la colaboración de los miembros del proyecto social Zerorisk2030, enfocado en ofrecer la mejor experiencia digital de la imagen de Andalucía y sus enclaves marítimos costeros a aquellas personas interesadas en disfrutar del “turismo azul y seguro”.

Por parte de Zerorisk2030 intervinieron Esther Puertas, Mercedes Amezaga y Manuel Escobar, que hablaron sobre cómo impulsar el turismo en espacios naturales a través del aprendizaje cooperativo y la identificación de iniciativas comunes.

Durante su intervención, estos expertos presentaron una herramienta que se encuentra en desarrollo, a modo de aplicativo móvil, que será “un nexo de unión” que permitirá que los esteros se anuncien y ofrezcan sus servicios para satisfacer la demanda de los usuarios. A través de esta herramienta, según explicaron, los usuarios podrán hacer de manera ágil una reserva y acceder a una amplia cartera de actividades y empresas para no perder a un potencial cliente interesado en el mundo del estero.

Se busca, señalan, que resulte más sencillo competir con otras actividades de ocio, sobre todo, “ayudando a la visibilización del turismo acuícola”.

.

Durante las jornadas de turismo y acuicultura en Marambay | Access2Sea

Otro de los expertos que intervino fue Antonio Rivero, quien expuso su trayectoria en la puesta en marcha del complejo de ocio y restauración Marambay, en el que se reúne en un mismo espacio gastronomía, tradición, deporte y sostenibilidad ambiental.

El evento fue dirigido por Ana Suárez Lena, Adjunta a Dirección en CEEI Bahía de Cádiz y María del Mar Agraso, Directora Técnica en CTAQUA. Ambas expresaron su satisfacción ante la gran afluencia de participantes y por el gran interés recibido por la puesta en marcha de nuevas iniciativas sostenibles y complementarias que mejoren el desarrollo económico del sector acuícola.

Según datos de la organización, la convocatoria superó la veintena de participantes, entre los que se encontraban representados todos los ámbitos de la "cuádruple hélice" y con mayoría absoluta de empresarios, emprendedores y productores acuícolas de la provincia de Cádiz.

En la parte final se llevó a cabo una dinámica grupal que identificó las fortalezas, debilidades, amenazas y oportunidades del binomio acuicultura y turismo.

Entre las debilidades se han destacado la escasa concienciación de la población local y poca creación de productos de patrimonio. Como amenazas, las trabas administrativas, poca visibilización en la población local, cambio climático y robos de furtivos.

Mientras que las fortalezas están relacionadas con el patrimonio histórico, cultural y de biodiversidad. Las oportunidades, según destacaron, vendrán de la economía colaborativa y el turismo sostenible como estrategia.

Existen muchos espacios que ofrecen posibilidades de aprovechamiento para potenciar la economía social, al mismo tiempo que se conserva el área y se evita su abandono. María del Mar Agraso finalizó su intervención señalando que, tras el análisis del sector del ecoturismo acuícola, se han detectado algunos cuellos de botella que obstaculizan su desarrollo empresarial, como puede ser, la escasa visibilidad y accesibilidad del ecoturismo acuícola al turista, siendo necesario trabajar sobre estrategias de publicidad, entre otras.